viernes, agosto 29, 2008

Escarabajo

La violencia se encuentra en las formas de la infancia
y en cada naufragio nocturno se es irremediablemente niño
huérfano
insecto desvalido
pero nunca más la muerte tendrá unos ojos una mirada una puerta.
La muerte tendrá una senda inexplorada,
un pasadizo repleto de horrores de infancia con rostros nuevos
y entonces el niño será escarabajo
empuñará la crueldad en busca de supervivencia
volteará al más débil
y se alimentará de su cuerpo.
Nunca más se irá nadie
todos continuarán en el juego.

miércoles, agosto 06, 2008

SE

Oscilar entre la vanidad y el ostracismo

siendo éste un modo sublime de vanidad

un estar-se quieto

quedar-se

detener-se en la contemplación de lo que a su vez contempla.












Contempla porque aleja

porque en su contemplar aparta

arrincona

diferencia

Mirar-se es lejanía

el espejo es la distancia

la imagen es lo que partir de un nombre

se arranca

Arrancar-se

fortificar-se en el espacio que la mirada acaricia

pero no alcanza.

viernes, agosto 01, 2008

Garabato

La puerta se cierra. Entre tanto y tanto cuerpo el intermedio se hace largo y los párpados queman. Se cierra la herida hasta el día siguiente cuando captures los usos nuevos de la alegría.

Te hablas de tú.

Te dices el tiempo entre cuento y pesadilla.

Una rutina de modelo descartable para precipitar el tiempo.

Te guardas la saliva a escondidas

la saliva que mañana te lavará las heridas.

Dos ratas envenenadas y moribundas coinciden en una esquina, sus miradas desesperadas se entrecruzan y durante un segundo el horror colapsa los recorridos del tiempo. Todo un mundo entero.

Conocemos los sentimientos de oídas

y cuando la verdad supera al nombre

le llamamos miedo.

Después quedan las historias pequeñas

los parásitos del tiempo.

No hay voz. Hay palabra.

Hay un tú

una pared

una sombra

y una cama

y un cuerpo abandonado en el temblor

del des-conocimiento.

nombre-rata

pared-herida

cuerpo-garabato