viernes, agosto 27, 2010

Eczema




La piel cubierta de llagas
como justificación de un momento
que concluye dentro.

Hay un bucle que gobierna
el ardor del cuerpo sin historia,
una prepotencia instalada
en la huida.

Al miedo lo significa la crueldad
y al terror le sigue la apatía.

Cada vez menos carne
menos voces
menos tardes.

La belleza, una vez más,
se alimenta con lo miserable