sábado, noviembre 27, 2010

Señalar

La enfermedad como medida
del tiempo
recipiente de lugar
causa de lengua.

La medida del tiempo
internándose en las cosas.

El cuerpo atrincherado
en el lenguaje.

La medida de la enfermedad
deformando las cosas

Enfermedad de simetrías
incomprensibles
niebla
tacto viscoso.

miércoles, noviembre 17, 2010

Ciudad cuerpo

debajo de la escalera
los otros finales
debajo el camino
la tristeza
el tiempo
las manos se convierten en garras
en un intento de volver terrible
lo ordinario
garras de bestia vieja
cansada de tener fauces
rabia cansada de devorarse
me como por dentro
me como la historia de la mano
me como la pesadilla
la pausa es demasiado seca
demasiadas imágenes buscando el argumento
buscando una forma alternativa
que continúe lo que no me corresponde
atravieso historias ajenas
y súplicas
y lloro por las pérdidas
por la bestia vieja
por su hambre
por el tiempo bestia vieja
necesitada de despedidas
saturación de formas y de manos y de huesos
tristeza salada de mano vieja
el peso de la muerte
en mis recursos de infante
no hay espejos
huesos de las manos huecas
un hueco en el rostro
una manera de callarnos con imágenes
de amueblar el tedio
con las despedidas
inexpertos sueños huecos
el peso en la tristeza contenida
no hay herida
ni mensaje
golpes en lugar de voces
golpes en lugar de cuerpos
haciendo lugar en cada uno
de mis sentidos
golpes en el lugar de sentimientos
sin voces
un día las palabras dejarán de herirte
dejarás de citar
de amueblar el silencio con palabras
de buscar en el pasado la razón del tiempo
de desenterrar las palabras desconocidas
que te parieron
que te sostienen
ahora
que te detienen frente a la pared
pared sin nombre
del otro en la pared
no habrá fantasmas
ni voces
ni huesos
y entonces no habrá nada
y las voces serán necesarias
y los fantasmas serán necesarios
y la pared real
será la intemperie
y el silencio de la intemperie
y el cuerpo enmudeciendo
en la intemperie
la ciudad será el cuerpo
la enfermedad
será el sistema
el único modo de circular
y desenterrar
una a una las imágenes
y las voces desconocidas
de las imágenes

sábado, noviembre 06, 2010

Ciudad sitiada

En el centro
se instaura la duda
en la frágil arquitectura
de la ciudad sitiada.

En el centro
se instaura la textura
estancada
de la sangre opaca.

No habrá nada sellado,
la palabra no hermanará
el recorrido dentro
de la ciudad sitiada.

En el centro
se instaura la pérdida
la justificada imposibilidad
de la sangre hermanada.

Cede
la certidumbre siempre cede
al centro del derrumbe.



Se instaura la duda
y es necesaria.



Se instaura en el centro
la necesaria duda
para no cercar la experiencia
para olvidar las texturas
de la voz en el recuerdo.

El centro con certezas:
arquitectura rígida e imposible
de la ciudad sitiada,
arquitectura armónica
de ciudad soñada.

La duda crea fisura
la sangre fluye transparente
en la frontera de la ciudad sitiada

Muros enfermos
que nunca son transparentes
muros del pasado.

Imposible no ceder
dentro de la ciudad sitiada
imposible dejar
que el recorrido sangre
si termina en el pasado.