lunes, agosto 15, 2011

El ojo de la violencia
ha dado vida a un recuerdo
que reverbera
en el tacto.

Todo lo acariciado
también puede extirparse:
muerte por el tacto,
vista negra.