viernes, octubre 28, 2016

Pertenencia pasajera



Palabras como stick
que propician la ruptura
el encabalgamiento
algo se detiene la respiración también
se corta.

Selecciono palabras:
skin fall season
y las respiro como si fueran
trozos de una lengua
extrañamente propia
pero muerta.

¿Qué queda de mi lengua en los bordes de la pronunciación
cuando las palabras se detienen
y dejan entrar la
respiración
el leve sonido de saliva
sticky?

Flesh que suena a látigo
que suena a la posibilidad del dolor
que se infiltra en la emoción
que atraviesa mi desconocimiento
en el idioma.

Oir un poema en lengua extranjera
es como sentir
con la glándula equivocada:
puro desconcierto.

Pero hay algo en el movimiento del aire
el silencio que detiene el flujo de saliva
̶ todo muy orgánico ̶   
hay algo que me susurra
lo desconocido que tiembla
en cualquier lengua.

Todo lo que desconozco en mi propio idioma
se me presenta en las palabras ajenas
de otra lengua
y brilla.

Pienso en los fragmentos de la vasija rota
de Benjamin
en el absoluto que se intuye en todas
las lenguas
siempre incompletas
caminantes huérfanas
en las respiraciones.

El absoluto
en una gota de saliva
y el aire
que me penetra la glándula equivocada.
Pero a veces
la equivocación me golpea
de una forma tan contundente
de una forma tan parecida a la verdad
que inevitablemente
me rompe.

Y escucho como la vasija
rota
y dejo que el aire
y la pronunciación que talla
suaves bordes en los significados
me cure.

heals my broken tongue

Dejo que el sonido
la pura materialidad del lenguaje
me perfore la piel
y desconozca mi nombre
and saves me.

Me salve en la herida
que se abre con la dulce pronunciación
del dolor en otra lengua.

Destellos de pertenencia en lo ajeno

¿no se trata de eso la escritura?

2 comentarios:

camaradeniebla dijo...

Me encanta

Valeria Canelas dijo...

muchas gracias! =)