lunes, noviembre 14, 2016

el perdón no desemboca
en el sentimiento

hace mucho tiempo aprendí
a no querer
hace mucho tiempo todo lo inocente
se perdió en el miedo

noches de frío y temblor

mi mano demasiado pequeña
para protegerte de ti mismo
para protegerme de ti
eternamente desconocido

llevo tanto tiempo
preparándome para tu muerte

y no sé cómo quererte muerto
cómo pronunciar el cariño acorralado
desde siempre
por el miedo

un dolor viejo
habita en mi garganta

mi lenguaje es el abecedario
del cáncer

y a veces
sólo a veces
se desatan las preguntas
la intuición de que alguna vez
hubo una necesidad
mía tuya nuestra
de que las cosas fueran diferentes
de que fuéramos algo más
que la eternidad
de nuestros fracasos

para nosotros siempre
fue tarde
incluso para el desprecio

a veces el dolor resurge como una fiebre
y tengo que vivir con la intemperie
creciéndome en los sentimientos

a veces todo tiembla
presente antiguo
en todas las ruinas
que soy
en todos los trozos
podridos
de lo que nunca pudo ser

para nosotros
siempre será tarde

he llegado demasiado pronto

a tu entierro